¿Para que sirve la Terapia de Pareja? Reconoce si la necesitas

Únete al grupo de psicologos | Descarga nuestra App
Para explicarte en qué consiste la terapia de pareja, tenemos que explicarte primero como funciona y como se desarrollan las terapias con nuestros especialistas. No debemos olvidar que la terapia de pareja es un tipo de intervención psicológica muy efectiva y que, si hay implicación por parte de la pareja, los resultados serán totalmente favorables. En primer lugar, se crea un marco en el que trabajar basado en la comunicación, el diálogo y el respeto. Esto, que se realizará en la consulta del terapeuta, será el espacio idóneo desde donde abordar los conflictos a tratar en relación a la pareja. Es importante generar un clima agradable y confortable en el que ambos participantes se sientan a gusto y puedan transmitirle a nuestro especialista como se sienten o lo que piensan de la otra persona, en definitiva, todo aquello que hace que la relación sentimental no funcione, de tal forma que el especialista pueda evaluar y decidir cuál es el camino más favorable para ayudarles a volver a la normalidad. Se marcarán unos límites que no se podrán sobrepasar y con la ayuda y guía del terapeuta se trabajará sobre todos los ámbitos necesarios de la pareja. En ocasiones, el terapeuta citará una serie de ejercicios para que la pareja los practique durante y después de la terapia, a través de los cuales tanto ellos como el especialista observaran si hay o no avances durante el tratamiento.

¿Para qué sirve la terapia de pareja?

Para continuar desvelándote en qué consiste la terapia de pareja te vamos a contar para que se utiliza. Este tipo de tratamientos sirve, fundamentalmente, para mejorar la relación, fortalecerla y solucionar problemas más o menos graves dentro del ámbito de pareja.

Dentro de la terapia de pareja destacan los siguientes beneficios:

Fomentación de la empatía del uno con el otro

Este tratamiento de pareja ayuda a tener empatía con la pareja, ya que, en muchos casos, ponerse el uno en el lugar del otro no es tarea fácil. En nuestras terapias reforzaremos este aspecto para que ambos miembros sepan valorarse en determinadas situaciones.

Ayuda a destensar la situación cuando hay discusiones

Muchas veces cuando se producen discusiones en la pareja, hay una voz más alta que otra, malas palabras, malas formas, malos gestos…Con la terapia de pareja aprenderán a saber reaccionar ante estas situaciones y a saber cuál es la mejor forma de actuar ante una discusión.

Favorece a que el futuro de la relación mejore

En cada de nuestras sesiones intentaremos que todos y cada uno de los avances que tenga la pareja durante la terapia se mantengan en el tiempo, de tal forma que una vez termine, ambos miembros hayan aprendido y eviten volver a llegar a ese punto en su relación. Nos hace más conscientes de la existencia del otro en nuestra vida y nos permite valorar las cosas buenas el esfuerzo de cada uno. A través de la terapia, la pareja valorará la existencia de la otra persona en su día a día, aprenderán a valorar cada momento, ya sea bueno o malo, y lo más importante a interpretarlo y respetarlo. La frase de ‘’No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes’’, la podemos tomar de ejemplo en esta situación. Muchas veces el escuchar y entender a tu pareja vale más que cualquier otra cosa, por ello, con la terapia de pareja aprenderán a reforzar cada uno de esos ámbitos y en el caso de que no funcionen tomar la decisión de separarse y rehacer su vida, a pesar de que sea algo doloroso, en algunos casos es la mejor solución, pero no siempre es lo habitual.

Nos aporta beneficios personales (tanto físico como mental)

Los tratamientos de pareja no solo nos van aportar beneficios conyugales, sino que, cada uno valorará diferentes aspectos durante la terapia. El bienestar físico y mental es importante, si logras sentirte bien contigo mismo, harás sentirse bien a las personas que compartan su vida contigo, ya sea tu pareja, tu familia o tus amigos. Gracias a nuestros terapeutas, se implantarán distintos valores que no solo ayudaran a que la pareja vaya mejor, sino a que a nivel personal también consigamos alcanzar esa sensación de bienestar y estabilidad que tanto buscabas.

Psicoterapia de pareja

¿Qué tipo de terapia necesito y que terapias existen?

Si todavía te estas preguntando en qué consiste la terapia de pareja, te comentamos que existen diferentes tipos de terapia, diferentes modelos o enfoques, para abordar los distintos problemas psicológicos (por ejemplo, psicoanalítica, psicodinámica, humanista, gestalt, sistémica, y otras). Utilizamos la llamada terapia cognitivo conductual. Desde el abordaje terapéutico Cognitivo-Conductual se podrá hacer terapia de pareja con la garantía de llevarla a cabo desde una perspectiva validada y avalada empíricamente, es decir con resultados demostrados. Es una terapia científica de eficacia comprobada para tratar, entre otros, la problemática de pareja.

Cuando hay conflictos sin resolver en la pareja, cuando la relación se deteriora, sin haber encontrado una solución, ¿se debería acudir a terapia de pareja? Acudir a un profesional experimentado puede ayudar a solucionar los problemas existentes ya que, con toda seguridad, podrá evaluar y reconocer cuáles son realmente esos problemas que están afectando en la pareja, definirlos con objetividad y valorar los factores que están generando y manteniendo el conflicto, entre otros. Además, podrá entrenar en comunicación, en habilidades que les permitirán resolver los conflictos y otras herramientas que producirán cambios positivos en la relación. Si todavía no te ha quedado claro en qué consiste la terapia de pareja, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Contamos con un equipo de especialistas que valorarán y estudiarán tu caso de forma personalizada y te ayudarán a que tu relación vuelva a ser mejor de lo que era antes.(psicomaster.es)

Una terapia de pareja no sólo vale para recuperar la relación, sino también para tener una ruptura lo menos conflictiva y dolorosa posible. De modo que el objetivo de todo es “que la pareja se comunique y resuelva lo que quiera resolver para sentirse mejor consigo mismo y con el otro”, mantiene Anfruns Nomen, sea para recuperar la relación si ambos así lo desean, o bien para romperla de la mejor de las formas. Según señala Bustamante, la Association of Marriage and Family Therapists de EEUU indica que tres de cada cuatro parejas que acuden a terapia admiten una mejoría en su relación. A título personal, comenta este especialista, el 90% de las personas que acuden a terapia de pareja con personas expertas mejora su estado de ánimo, además dos tercios de estas también experimentan mejoras en su salud y en su desempeño laboral. Lo primero que se hace en estas terapias es encontrar el verdadero problema.

La mayoría de las parejas viene a consulta porque discuten mucho, pero “detrás del ruido, hay conflictos sin resolver”, indica Torres. Por tanto, lo primero que hay que poner sobre la mesa es el problema real por el cual la relación no funciona como antes. Después, añade el experto, hay que trabajar el diálogo frente al monólogo. Es decir, es necesario empatizar con el otro, escucharle, saber qué le ocurre realmente e intentar entenderlo. Por eso, añade Bustamante, lo principal en terapia es enseñar a: saber escuchar, ponerse en los zapatos del otro, aprender a comunicar lo que sentimos o nos molesta sin herir a la otra persona, responsabilizarnos de nosotros mismos, huir de la dependencia emocional, aprender a discutir, atender y cuidar la relación de pareja, y a poner unas bases para volver a ilusionarse.(elmundo.es)

Crisis de pareja: Síntomas que indican cuando hay algún problema en la relación de pareja.

Después de definir los problemas más frecuentes que se pueden dar en una pareja, voy a decir las diez señales que indican cuando hay algún problema en la relación de pareja, según nos ha demostrado la experiencia profesional. Si percibimos alguna de estas señales es el momento de plantearnos que podemos tener un problema y es mejor atajarlo cuanto antes. Estas señales no implican necesariamente que la situación sea insalvable o que no podamos poner algo de nuestra parte para superar los problemas de pareja.

Las principales señales son:

  • Ya no tienes sexo con tu pareja
  • La intimidad ha desaparecido: si hace meses que no somos ni siquiera capaces de dar un beso de buenas noches a nuestra pareja, quizá sea hora de replantearnos nuestra relación.
  • Te cuesta contar las cosas. También puede ocurrir que, por mucho que desees que tu pareja te escuche, esta se muestre indiferente, no le interese lo que cuentas o directamente no entienda lo que quieres contarle: mala señal.
  • Siempre llamas tú. Una comunicación bidireccional y más o menos simétrica es vital en una pareja. En el momento en que uno deja de llamar, ponerse en contacto, escribir o sacar tiempo para encontrarse con su pareja y es el otro el que realiza todo el esfuerzo por fijar una cita, es probable que aquel que obvie la posibilidad del contacto haya perdido gran parte del interés por su pareja.
  • Ves más a tus amigos que a tu pareja.
  • La diversión ha desaparecido. Toda relación sentimental sana genera felicidad, satisfacción e implica un cierto grado de diversión, aunque los miembros de la pareja sean personas serias. Forma parte de la intimidad de la pareja pasárselo bien juntos sin necesitar nada más, al igual que intentar sorprender de maneras muy distintas a tu pareja. Cuando la relación se prolonga en el tiempo, es normal que se normalice y los intentos de sorprender a la misma se reduzcan, pero si nunca nos lo pasamos bien, ya no realizamos actividades de ocio y no vemos la necesidad de innovar en nuestra vida en pareja, probablemente se deba a que ya no somos capaces de divertirnos con la misma intensidad que al principio de la relación.
  • Las peleas son continuas y no ofrecen soluciones.
  • No se hacen planes de futuro. Si no podéis visualizar un futuro común, seguramente se deba a que no tenéis uno.
  • Tu familia y amigos se dan cuenta de que algo va mal. Cuando un comentario recurrente entre nuestro círculo de amigos es que nos ven mal, que no entienden el comportamiento de nuestra pareja hacia nosotros o piensan que somos infelices, es probable que tarde o temprano, quizá demasiado tarde, nosotros caigamos en la cuenta de que efectivamente así es. Otra cosa muy diferente son los comentarios maledicentes y perversos motivados por la envidia o la incomprensión.
  • Tu pareja siempre tiene trabajo. Cuando una relación amorosa empieza a mostrar síntomas de agotamiento, es probable que tu pareja pase más tiempo en el trabajo, se apunte a más eventos relacionados con el mismo, cene o salga de fiesta con sus compañeros…
  • Es una forma de señalar que te está intentando evitar, y que de hecho prefiere compartir su tiempo con aquellos a los que ve durante ocho horas al día, que contigo. Si la excusa para no verte es siempre que tiene mucho trabajo, es probable que en más de una ocasión te haya mentido.
  • Sería conveniente para cualquier pareja hacer una pequeña lista con los temas conflictivos en la relación que puedan ser significativos, e intentar buscar la resolución de los mismos.(manuelescudero.com)

Fuentes

REDACCIÓN WEB DEL PSICÓLOGO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

!Apóyanos¡

Si te gustaron los artículos, te pedimos que nos apoyes siguiéndonos en Facebook, Twitter o Linkedin, así nos ayudarás a llegar a más personas y psicólogos.

error: Contenido protegido